Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

We own the night

Ir abajo

We own the night

Mensaje por Steffan N. Cartwright el Lun Jul 23, 2012 2:44 pm

Era noche. Steffan estaba recargado en su coche, su querido y cuidado Mustang del 85. Fumaba y perdía su mirada en el humo que ocasionalmente dejaba escapar de sus labios. Entretenido, comenzó a hacer los típicos círculos con el humo, logrando a la primera. Rió por lo bajo mientras daba otra calada al cigarro, despreocupado. Había quedado con Lydia a las 8, él pasaría a recogerla a su trabajo. esa pequeña chica rubia era de sus amigas de la infancia y se llevaba bastante bien con ella. La ultima vez que se habían visto, Steffan la había invitado a pasear esa noche. Ella había accedido. Era de esperarse. Pero ustedes no espeern nada romántico de esto, no. Una salida de unos amigos jóvenes. eso era todo.

Acabó su cigarro y lo colocó en un bote de basura cercano. Tomó unos chicles de menta que tenía en la guantera de su coche para amortiguar el olor y lo masticó pacientemente. Dedicó unas cuantas miradas a la gente que pasaba cerca de él. La mayoría lo saludaban con un quedo "buenas noches" o lo ignoraban. Cabe decir que Steffan era un asiduo visitante a la comisaría por exceso de velocidad, espantar a los peatones y cosas por el estilo, y eso ocasionaba un cierto descontento en el pueblo.

La campanilla de la puerta de los correos sonó con su característico timbre y Nate volteó. Estaba saliendo Lydia, así que se acercó lentamente hasta llegar junto a ella. le sonrió encantadamente (como solía hacerlo siempre) y ladeó la cabeza, metiendo sus manos en su chamarra que lo abrigaba del frío que comenzaba a sentirse en el ambiente.

- Buenas Noches, Lydia- saludó con un tono amable mientras se ponía a su lado izquierdo para escoltarla hacia el coche. -¿Cómo te encuentras?- preguntó para iniciar la conversación.

_________________


¿En serio? :
avatar
Steffan N. Cartwright
Realeza
Realeza

Soy : Príncipe Eric
Mensajes : 87
Empleo /Ocio : Redactor en el periodico.
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We own the night

Mensaje por Emma Burke el Dom Jul 29, 2012 11:12 am

En el hecho de que no me gustara cocinar había un gran problema y era que, a final de mes, gastaba mucho dinero extra al ir a comer y, muchas veces, también a cenar al Granny's. Me ahorraba entrar a la cocina para algo que no fuera picotear entre horas o beber cualquier cosa que tuviera por allí cuando tenía sed, pero eso conllevaba que tenía que quedarme haciendo horas extras por las tardes, en aquellos momentos sólo iba tres días a la semana, aunque estaba planteándome quedarme algún día más. Tampoco es que fuera un gran suplicio ya que estaba con Ophelie, nos lo pasábamos bien juntas y así la ayudaba quitándole trabajo de encima, después de todo las cartas y los paquetes sólo se entregaban por la mañana.

Estuve toda a tarde organizando papeles y ayudando a atender a los ciudadanos que iban allí, algunos se sorprendían al verme haciendo un trabajo que no fuera el de cartera, otros ya me habían visto y a los demás les daba igual mientras obtuvieran lo que venían a buscar. La suerte que yo tenía con los que venían a buscar paquetes es que, como sabía a quienes se lo había entregado en mano y a los que les había dejado un papel en el buzón porque no estaban, al verlos iba directamente a buscar el paquete, si querían algo más ya lo pedían pero era seguro que venían a por él, después de todo nadie quiere quedarse sin su correspondencia ¿verdad?

era una tarde bastante tranquila, sin embargo, se podría decir que aquel día era un poco distinto, no es que hubiéramos tenido algún acontecimiento fuera de lo normal en el trabajo, mas bien era por algo que tendría lugar cuando terminara aquel turno extra en la oficina de correos. Steffan vendría a buscarme cuando terminara de trabajar. Miré el reloj eran las ocho menos diez por lo que entré dentro para terminar de guardar los papeles y después recoger mis cosas para marcharme. Fui hacia Ophelie y le di un beso en la mejilla como despedida.


-Buenas noches, hasta mañana. - dije a la vez que me despedía de ella con la mano mientras me dirigía a la puerta para salir.

Una vez fuera miré a mi alrededor y no tardé en encontrarle, al parecer había llegado antes de que yo saliera y me estaba esperando ¿habría tardado mucho? Miré el reloj de mi muñeca, pasaban un par de minutos de las ocho por lo que no había llegado muy tarde, aquello me tranquilizo bastante, no me gustaba hacer esperar a la gente. Levanté la vista y vi como estaba llegando a mi lado, una vez estuvo conmigo me sonrió, a lo que yo le devolví la sonrisa.


-Buenas noches a ti también, Steffan - respondí mientras seguía sonriendo dulcemente. -Muy bien, gracias, por suerte hoy no ha sido un día muy duro - reí levemente. -¿Cómo te encuentras tu? - Me deje guiar hasta su coche, un Mustang si no recordaba mal, aunque si me preguntabas de cuando era fallaría de forma segura. Una vez allí le miré y pregunté -¿Qué planes tenemos para esta noche?

_________________
Yo soy miembro del PPAGW

the perfect huge, the perfect couple:
Fan incondicional de William y Savannah:


"Cuando dos mentalidades totalmente diferentes se cruzan, eso provoca un impacto que la gran mayoría de veces es irracional ya que a veces nos dejamos guiar por las apariencias, y la mayoría de veces, las apariencias engañan."
ObscureAngel
avatar
Emma Burke
Humanos
Humanos

Soy : Supercalifragilistico y eso
Mensajes : 56
Empleo /Ocio : Cartera
Fecha de inscripción : 05/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We own the night

Mensaje por Steffan N. Cartwright el Lun Jul 30, 2012 2:53 pm

En la mañana no había hecho gran cosa. Trabajó un poco en su columna semanal, la cual trataría sobre algunos libros que recién había leído y sobre unas motocicletas que sacarían al mercado próximamente. Aita debía checarla y mandarla a imprenta si le parecía correcto. Eso le había llevado la mitad del día y la restante, se la había pasado haciendo limpieza en su casa. Al tener 20 años y una casa sólo para él, la ropa sucia y el desorden se incrementaban notoriamente conforme los días pasaban. por eso, cada semana, Nathaniel debía hacer lo posible para despejar un poco su ambiente el cual podría compararse a un chiquero.

Steffan estaba a punto de sacar otro cigarrillo. Pensaba en la última canción que practicaba en guitarra y sus dedos tocaban esa melodía, tamborileandolos sobre su pierna derecha. Sin embargo, observó cómo una cabecita rubia salía de la oficina de correos. Sonrió ligeramente, caminando junto a su amiga. - Bien, gracias- comentó. Metió sus manos a las bolsas de sus jeans para buscar las llaves de su coche. Sonrió de lado. - El trabajo tampoco fue tan pesado para mí- comentó mientras encendía las luces del coche. El cielo aún poseía alguna claridad,faltaban pocos minutos hasta que se oscureciera por completo.

Pensó un momento. - Tenía planeado ir a cenar a un local donde cocinan bastante sabroso- comentó con una voz alegre.- ¿Te parece?- regentó con suma cortesía. Abrió la puerta del copiloto y dirigió gentilmente a Lydia para que tomara asiento. - O podemos ir a mi casa y cocinar. O a Granny`s- comentó sonriente mientras se subía al coche, en el asiento del piloto obviamente.

Nunca estaba de más compartir una noche con tus amigos, en especial si eran tan antiguos como ella. Metió las llaves y el coche despertó con un rugido, característico de él. Steffan sonrió mientras pasaba una mano por el volante mientras esperaba la respuesta de la ojiazul, la cual parecía pensar en las diferentes opciones.

U: perdona la tardanza y lo corto e.e

_________________


¿En serio? :
avatar
Steffan N. Cartwright
Realeza
Realeza

Soy : Príncipe Eric
Mensajes : 87
Empleo /Ocio : Redactor en el periodico.
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We own the night

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.