Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Fiesta en la Playa [LIBRE]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Dom Ago 19, 2012 2:08 am

[Con Tomas]

No era algo muy común. Normalmente mis padres solían hacer alguna que otra fiesta, pero yo más bien las llamaría reuniones. Y de las aburridas. Adultos que hablan sobre temas de economía, política o negocios. Incluso, a veces, de las tres cosas a la vez, mientras se dedicaban a reír sonoramente, casi como si fueran estruendos más que carcajadas, mientras salía humo de sus bocas. 

Ese humo espeso y denso que dejaba el tabaco negro. Eso no eran fiestas, era algo que se me imponía porque yo, como una de las anfitrionas, o eso era lo que decía mi madre, tenía que estar allí presente, asegurándome que los invitados fueran atendidos como correspondía y que se sintieran como en su casa. Y por eso siempre estaba yo allí, con una sonrisa en mis labios, la más amplia y a la vez forzada que se pudiera imaginar. Y lo mejor era que, con la práctica, cada vez me salían más naturales. Y es que...¿Qué vas a hacer cuando la mujer de uno de los compañeros de trabajo de tu padre te dice que ya eres toda una mujercita, que no puede creer lo que has crecido? Sonreír, por supuesto. ¿Y cuando te lo dicen una vez y otra a lo largo de una noche? Convertir esa sonrisa en algo mecánico.

Pero esta noche era mía. Era mi noche. Tenía su permiso, por supuesto. No iba a escaparme o algo por el estilo, eso siempre acaba mal. Y para mi suerte, no era necesario, al menos en mi caso, claro está. Mis padres habían accedido, aunque había sido más bien mi madre la que había persuadido a mi padre para que me diera permiso. Ella había dicho que las chicas de mi edad tenían que disfrutar, no solamente estudiar. 

Y él había objetado que no iba a ir sola, a lo que ella había dicho que seguro que encontraba a alguien con quien ir. Yo la miré de manera interrogativa. ¿Mi madre sospechaba algo? Yo no le había dicho nada de lo que me había pasado en las últimas semanas, y había sido muchas cosas, pero que muchas. La tregua con Khai, la discusión posterior, el problema de Noah, la reconciliación y por ende el salir con Khai y luego...luego estaba Tomas. Mordí mi labio inferior al recordarlo y me extremecí. Suspiré y sacudí la cabeza. 

Definitivamente me habían pasado demasiadas cosas y en muy poco tiempo, y no podía asimilarlas del todo todavía. Por eso necesitaba despejarme una noche. Aunque fuera solo una.  Había llamado a Khai, pero estaba demasiado cansado como para acompañarme, pero...no importaba. Estaba segura de que habría alguien conocido en la fiesta. Iba a ir todo StoryBrooke, por lo que no tendría problemas para divertirme con alguien. Bebí un poco de mi cubata, dejando que la mezcla de alcohol y lima acariciara mi  boca y descendiera por mi garganta. Volví a beberlo, apurando el último trago y dejando el vaso sobre o barra cuando unas manos se posaron sobre mis ojos. 

Sonreí cuando esa persona me habló. Llevé mis manos hasta mis ojos, posándolas encima de las suyas.-¿Y qué pasaría si no te reconozco?-le pregunté divertida, aunque por supuesto que lo reconocía-¿Qué me harías?-añadí. Entonces me giré, sin soltar sus manos, pero haciendo que las bajara, que quedaran en el aire-Hola Tomas-le dije con una sonrisa en mis labios.

Me alegraba de verle. Por supuesto que lo hacía. Me gustaba estar a su lado, más de lo que me gustaría reconocer. Sí, era una situación extraña. Pero no me importaba. Esbocé una sonrisa y me acerqué a él. Deposité un beso en su mejilla, quedándome unos segundos más de los necesarios allí. Me gustaba sentir el calor que desprendía su cuerpo. Realmente me gustaba.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Serena Montblack el Dom Ago 19, 2012 5:50 am

Fiesta en la playa, eso sin duda no sonaba al Storybrook que conocía pero no tenia ningún problema con ella. Parecía una buena solución para el ridículo monotonismo que se había apoderado de mi semana y aquella era sin duda la santa cura que yo buscaba. Sin duda no era el tipo de fiesta que mi madre aprobaría lo que me daba aun mas razón para asistir. Las posibilidades de terminar decentemente borracha eran prometedoras y si a demás de eso lograba divertirme un rato seria todo un gran logro. Así que me levante de un salto y me dirigía a mi armario para vestirme en lo cual no me tarde ni cinco minutos. Me puse mi bikini favorito, unos shorts, al cabello recogido en una simple trenza de lado y salí de mi casa hecha una bola de emoción.

Cuando llegue la playa estaba llena de gente bailando, bebiendo y gozando de la fiesta. Sonreí para mis adentros y me abrí paso con facilidad entre la masa de gente en dirección a la barra. Una fiesta no podía empezar sin algo de alcohol en mi organismo.
-Un terciopelo azul-dije al cantinero. Él me miro dudoso y yo puse los ojos en blanco antes de darle mi documento para que se asegurara de que era mayor de edad. Odiaba cuando aquellos me pasaba pero en cuanto me dieron mi bebida y tome el primer trago se me paso la irritación. Si bien no me consideraba a mi misma una fanática del alcohol sabia que este no venia mal de vez en cuando, sobre todo si estabas en una fiesta como aquella. Al principio lo tomaba para molestar a mis padres, luego para quitarme las inhibiciones de vez en cuando y finalmente quedaron reservadas cierto tipo de bebidas que realmente disfrutaba. Sonreí vivazmente y me recline contra la barra para tener un mejor panorama de la fiesta.

No tarde mucho en encontrarme moviendo ligeramente la cabeza al son de la música, no falto mas para que me alejara de la barra y me uniera al grupo de bailantes. No tuve ningún problema con dejarme llevar por la música a mi alrededor, cantaba en voz alta y me movía con familiaridad agitando las caderas sin pudor alguno.

_________________
avatar
Serena Montblack
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Es un misterio / Ayudante en la Biblioteca
Mensajes : 66
Empleo /Ocio : Trabajo medio tiempo en la biblioteca publica.
Localización : Pues... aquí!
Fecha de inscripción : 30/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Michael C. Tallhart el Lun Ago 20, 2012 10:43 am

Esbozó una sonrisa ante las palabras de Malvina. Sí, eso era completamente cierto y era algo en lo que creía fervientemente. Al fin y al cabo, aunque no fuese todas las veces, normalmente cuando salía de noche no acababa solo en su cama. Lo que sí era cierto es que no solía al principio de la noche, sino más bien hacia el final cuando el alcohol ya gobernaba los actos de casi todos, salvo los de aquellos que se mantenían abstemios.

El contacto de sus labios con los míos me sacó de mis cavilaciones, haciendo que acercase mi rostro al suyo para besarla. Ella apartó su rostro y yo tuve que refrenarme mordiéndome los labios. Parecía que era una chica a la que le gustaba jugar. Cuando ella cogió su vaso, yo hice lo mismo y bebí aquel líquido de un solo trago. Sentí como ardía mi garganta hasta llegar a mi estómago y en mi rostro se dibujó un gesto de desagrado. La verdad es que aquel sabor no era de mis favoritos, pero tampoco le iba a hacer ascos a estas alturas.

Me quedé ligeramente sorprendido cuando se levanto y comenzó a caminar hacia la orilla ras haberse quitado el pareo. Ente la luz de la noche y la que proyectaban los focos en la fiesta pude intuir una estilizada y hermosa figura. No se podía decir que la joven tenía mal cuerpo porque sería estar mintiendo. Observé como se metía en el agua y no pude evitar levantarme, dejando la botella y mis objetos personales tras de mí. Tenía que admitir que la idea de bañarse en ese momento, no era mala y que Malvina nadaba con mucha elegancia.

Cuando salió del agua yo la aguardaba en la orilla. Sentía romper las olas a mis pies. Adoraba aquella sensación. En realidad, lo que realmente adoraba era la playa. Ella sacudió la cabeza, salpicándome. Yo, al momento levanté mis brazos, como intentándome resguardar de las gotas aunque, acto seguido, sentí su peso tirándome sobre la arena mojada y sobre el agua tras haberme salpicado primero también con las piernas. No pude evitar reirme, aunque esa risa quedó ahogada cuando colocó su dedo índice sobre mis labios, como sellándolos. Acto seguido nos fundimos en un corto pero apasionado beso que culminó con ella besándome el cuello. Acto seguido me estremecí ante aquél contacto.

Ella se sentó a mi lado, y yo tarde unos segundos en incorporarme, sentándome a su lado. Miré hacia el mar fijamente mientras hablaba con ella, como sabiendo lo que iba a hacer al momento siguiente - ¿Sabes? Ya de mojarme parcialmente.. creo que me voy a mojar entero. - dicho esto, me levanté y me desabroché la camisa que estaba empapada, tirándola a un lado. Después me quité los pantalones quedándome solo en bañador. Gracias a Dios que había decidido ponérmelo en un último momento, por si las moscas. Cogí la botella de tequila del suelo y, tras ponerle el tapón, comencé a correr metiéndome en el agua - Alcánzame si puedes - Le grité antes de zambullirme completamente. El agua estaba a una temperatura perfecta. Además, era un nadador nato. En el instituto y en la universidad era el más rápido de la clase con diferencia. Comencé a nadar adentrándome mar a dentro y cuando supuse que ya era suficiente, di la vuelta acercándome nuevamente a la orilla hasta llegar a un lugar donde pudiese hacer pie. Acto seguido, abrí la botella y le di un largo trago a aquella amarga y desagradable bebida, con un ligero tono salado al haber estado dentro del agua. Volví aponer una mueca de desagrado. - Venga... si quieres tequila, tendrás que venir a por el.

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Tomas H. Olsson* el Lun Ago 20, 2012 3:04 pm



El escritor esperaba sorprenderla, y es que no podía concebir que después de la noche anterior en la que se vieron, pasara otra cosa. El recuerdo era lo mínimo que debía perdurar y si es que era algún tipo de sensación pues mejor para él.

Trató de imaginar la de gestos encantadores que dibujaría su rostro mientras sus manos estaban sobre sus ojos; la posición no lo ayudaba a la visión pero esta no era necesaria cuando prefería adivinar, un juego más dentro de la infinidad que se le solían ocurrir a Tomas en su mente casi irrefrenablemente creativa. Primero sintió el tacto de su suave piel contra la de él y luego su voz que llevaba consigo esa pregunta tan curiosa, casi incitante y provocadora. Casi como un reto.

-Pues además de sentirme indignado por la mala memoria, te haría recordar de inmediato…-

Sonrió diciendo con una voz juguetona mientras ella se giraba para saludar dejando en claro que si, que lo recordaba. Una cosa no anulaba la otra y de todos modos Tomas supo que sería interesante hacerla recordar un poco aunque no hubiera necesidad, solo a modo de reafirmar conceptos.

La tomó con suavidad del rostro dándole un beso en la otra mejilla, en la comisura de sus labios. No extendió el delicioso contacto por demasiado tiempo, simplemente un poco más del saludo promedio. Todo para crear el efecto.

Había mucho ruido por lo que solamente se le ocurrieron dos opciones en ese momento. Ninguna de las dos era mala y esas eran las ventajas de encontrarte con alguien con quien disfrutas cada momento de su compañía, y precisamente eso era lo que le pasaba con Nereida.

La tomó por la cintura abrazándola de esa zona por un momento para esquivar a la gente que estaba por ahí y salir de la generalidad del gentío para poder movilizarse un poco mejor por que tenía un par de cosas que proponerle y al mismo tiempo la música a todo estruendo no le dejaría escuchar bien. No quería tener la excusa del ruido para romper la barrera del tacto, lo haría de todas formas así estuviera en silencio.

Después de avanzar un poco entrelazó su mano con la de ella estando en un lugar que resultaba algo más cómodo para hablar.

-Has venido sola ¿no?. Pero bueno, eso no importa, mas bien dime. ¿Qué quieres hacer? ¿Paseamos un rato por la playa? ¿Te gustaría bailar? Dime lo que apetece y propón lo que quieras, aprovecha que tú me haces sentir complaciente-

Le dijo en un tono travieso. Le gustaba estar con ella así, en esas circunstancias un poco más libertinas que en la vez anterior, ver como se comportaba ella en ese tipo de ambiente. Y es que Tomas también recurría a la bohemia dentro de las facetas de su vida, verla así también era una cosa que le daba mucha curiosidad y esperaba que los contrastes fueran igualmente satisfactorios.

_________________

Tomas H. Olsson


avatar
Tomas H. Olsson*
Héroes
Héroes

Soy : Peter Pan / Escritor
Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Mar Ago 21, 2012 10:07 am


No había olvidado todo lo de la biblioteca, aunque con el paso de los días lo veía con otra perspectiva. No es que no siguiera confusa, seguía estándolo, pero lo había echado de menos. Esa era la verdad. Sonreí ligeramente y lo miré a los ojos, directamente, ampliando un poco más mi sonrisa.

Sí, claro que lo recordaba. ¿Cómo iba a olvidarlo? Había sido una noche demasiado extraña, pero me había gustado. Una noche llena de casualidad, porque había sido toda una suerte encontrarnos en la biblioteca, conocernos. Coloqué un mechón de mi cabello tras mi oreja y ladeé ligeramente mi cabeza, sin dejar de mirarlo. Sí, una noche extraña. Confusa, pero ciertamente agradable, a fin de cuentas. Era un placer encontrar a alguien al que le gustaba la literatura. Era un placer haberlo conocido. Esa era la verdad.

Sonreí al escuchar sus palabras, al escuchar su respuesta a mi pregunta. Reí ligeramente y lo miré divertida. -Así que me harías recordar de inmediato, Tomas-dije elevando una ceja, sin dejar de reírme. Entonces me acerqué a él y me puse de puntillas, para acercar mis labios a su oído.-Pero por suerte te recuerdo-le dije, aunque no era suerte, no iba a olvidarlo, de eso estaba segura-No me gustaría que te sintieras indignado por mi culpa-añadí para luego separarme y mirarlo.

Y entonces él tomó mi rostro y se acercó a darme un beso en la mejilla. Sonreí. Pero él no fue hacia mi piel, sino que me besó en la comisura de los labios. Cerré los ojos los segundos que duró ese roce y no pude evitar acordarme del que me dio en la biblioteca, ya que había sido ese mismo gesto, aunque luego...luego me había besado. Suspiré mientras un escalofrío recorría mi espalda. Abrí los ojos lentamente y clavé mi mirada en la suya, dedicándole una dulce sonrisa. 

Sonreí cuando me tomó por la cintura, acariciándome unos segundos, abrazándome. Comenzamos a andar, él me ayudaba a esquivar a la gente, ya que al tenerme sujeta por la cintura hacía que pudiera hacer eso. Me pegué más a él, sintiendo su calor sobre mi piel. Sonreí de nuevo. Poco a poco íbamos dejando a la gente atrás, supuse que para poder hablar en algún sitio en el que no hubiera tanto jaleo, un lugar en el que poder hablar tranquilamente, sin tener que elevar en exceso la voz. Me parecía buena idea. Cualquier cosa que significara pasar un rato con él me parecía bien.

Entrelazó sus dedos entre los míos y yo apoyé mi cabeza en su brazo, sujetándome a él. Acortando un poco la escasa distancia. Asentí ante su pregunta.-Sí, he venido sola. Me apetecía salir y no tenía a nadie para hacerlo-comenté-Así que me dije que seguro que encontraba a alguien aquí, alguien al que conociera y con quien pasar un rato. Y me alegro de que hayas sido tú-dije con una sonrisa en mis labios-¿Pero qué hubiera pasado si no estuviera sola?-pregunté divertida-Como dices que eso no importa...-sonreí ligeramente, aunque no pude evitar reírme al escuchar sus palabras. Me acerqué más a él, hasta que mis zapatos chocaron con los suyos. -Así que  no te puedes negar a nada de lo que te pida-le dije con una sonrisa en mis labios-Interesante-reí-¿Qué te parece si me invitas a una copa y nos la bebemos en la orilla? Es una buena forma de empezar la noche ¿No te parece?

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Malvina V.DiDonato el Mar Ago 21, 2012 10:25 am

Se puso de pie y se comenzó a desnudar. Lo miré sin ningún reparo. Siempre había sido una chica directa y bastante descarada. Tenía una piel bronceada, y estaba totalmente en forma. "Un cuerpazo" pensé. Su camisa de lino calló a mi lado, aunque a penas le presté atención le miré a él y a cada movimiento que realizaba. Tenía el torso desnudo, sus pectorales estaban bastante marcados al igual que sus músculos. Aparte un poco la mirada ya que me empecé a poner colorada. Desabrochó su pantalón y se deshizo de él en menos de 3 segundos.

Entonces caminó por el agua. Cuando se alejó un poco grito que fuera alcanzarlo. Me incorporé riéndome como una quinceañera. Puse mi mano como si fuera una visera y miré como se zambullía. Nadaba bien, parecía un profesional, como esos que salen por TV en las competiciones internacionales.

Busqué la botella y solo entonces me di cuenta que él la tenía en su poder. Bebió de ella directamente. Gritó que si quería debía ir a buscarla y eso hice. Corrí hasta donde estaba, aunque él se marchó de nuevo desapareciendo en aquel bello manto azul. Di una vuelta intentando divisarlo pero no lo conseguí.

-Venga ya no te escondas-Le dije divertida y riendo.

Entonces note que estaba de tras de mí. Me giré y le quité la botella de las manos. -Te voy a enseñar como bebe una chica- Bebí a morro, bastante más de lo que podía imaginar, note como el líquido ardiente bajaba hasta mi estomago. Comencé a toser un poco, pero me calmé enseguida-Valla esto no es bueno beberlo en grandes cantidades- le di la botella a él, y me fundí en el mar durante unos segundos.

Le abrazce por la espalda mientras bebía de nuevo. Aproveché y acaricié cada uno de sus músculos hasta llegar a su pelvis. Le robe la botella mientras bebía, un poco calló al mar, pero no pensé mucho en ello, estaba algo mareada en aquel momento. Salí de allí nadando hasta que el agua me cubrió el pecho- Venga ven a cogerlo-
Se acercó nadando, y yo no me moví no opondría resistencia me límite a reír, divertida moví la botella cuando estaba a mi lado- ¿A que no la coges?- reíamos como un par de niños jugando a la pelota.

Se la dia y observé cada uno de sus rasgos. A la luz de la luna era aun más guapo. Sus ojos azules se veían como perlas en la noche. Y sus pómulos se veían mucho más marcados. Me acerqué y le aparte la botella. Junté nuestros labios. El inclino la cabeza un poco hacia atras, yo apoyé mis manos en su nuca haciendo que el beso fuera mucho más placentero. Le di unos pequeños mordiscos en los labios. Nuestras lenguas jugaban con destreza y pasión, poco a poco bajé hasta su cuello besándolo desenfrenadamente. Rodee sus caderas con mis piernas, y me las agarro con sus manos aferrándome a él. Subí de nuevo hasta sus labios besándolos con lujuria. Mis manos se deslizaban por su espalda, de arriba abajo, de un lado a otro.

Nos separamos para poder respirar. Mi corazón estaba muy acelerado, al igual que el suyo. Fui hasta su oreja y susurre-Vámonos de aquí- Volví mi mirada a sus ojos y sonreí picara mientras mi mano resbalaba por su espalda fuerte volviéndolo a besar, encontrándose nuestras lenguas de nuevo. Mientras, con mi mano acaricié el borde de su bañador. Metí mi mano en el, sin tocar nada solo atrayéndolo hacia mí.

_________________
avatar
Malvina V.DiDonato
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Guapa
Mensajes : 91
Empleo /Ocio : Aprendiz de diseñadora
Edad : 25
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 05/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Tomas H. Olsson* el Miér Ago 22, 2012 11:01 am



El recuerdo que ella decía tener sí que era buena noticia. Y no es que hubiera dudado pero también le parecía bueno que aquel hecho fuera confirmado y con la palabra dicha especialmente de los labios de Nereida. Pero la quería oír mejor, poder oírla sin la intervención y el ruido de otros factores que nada tenían que hacer dentro de la tertulia que quería tener con ella. Por eso es que la había apartado un poco de todo aquel ambiente, que no estaba mal, pero no lo era lo suficientemente íntimo y personal como para que le resultara atrayente a Tomas cuando prefería estar con ella a solas. A ella parecía gustarle eso, el contacto más allá de lo que fuese necesario. Podía sentir como se había pegado un poco más a él y la sonrisa que adornaba su risa todo el tiempo. Cómo le gustaba verla sonreír.

Dentro del contexto de lo que ella ya le había contado el hecho que estuviera sola era buena noticia. ¿Habrían hecho mella las palabras dichas esa noche en la biblioteca?

Quizás si, quizás le había dado la perspectiva que había necesitado para poder tomar una decisión más clara o por lo menos para llevarla un poco más cerca de ese punto, y eso estaba bien.

Le sonrió todo el tiempo mientras hablaba y tenía la impresión que de verdad estaba tan feliz como su rostro, los detalles de sus gestos dibujados en él y sus palabras mostraban. Qué de verdad le alegraba que dentro de toda la marea de gente que había en esos momentos, había preferido encontrarse con él.

-Si, no hubiera importado. Mínimo te sacaba secuestrándote y te llevaba a la Luna volando para que nadie molestase. Y ella está muy bonita esta noche ¿no crees?, igual no tan hermosa como te ves tu-

Le comentó sonriendo y por más poético e imposible que pudiera sonar, era sincero, casi como si de verdad pudiera hacer algo así. Lo del halago estaba clarísimo. Estaba muy guapa y la ocasión prestaba a que pusiera algo más de atención al conjunto de características que en la noche de la biblioteca por las circunstancias y la relativa oscuridad, no había podido ver bien. Pero aquella noche si y parecía que hasta la Luna se había puesto de cómplice para hacer que su luz bañara a Nereida de tal forma que más parecía una visión de Sílfides. Sencillamente preciosa. Y también había tomado su propuesta de la forma más literal posible y eso le gustó, que pidiera lo que quisiera y ver a qué le llamaba la curiosidad.

-Si, no me puedo negar. Ya me he comprometido. Igual, me gusta mucho lo que has planeado-


Comentó riendo ligeramente mientras la tomaba de la mano otra vez para volver a entrar en el gentío danzante, poder atravesarlo y luego poder llegar hasta la barra nuevamente. Fue algo más complicado aquella ocasión, la abrazó por la cintura pegándola más como si quisiera protegerla de algo. Al llegar a la barra la abrazó por detrás.

-Pide lo que quieras-


Le susurró al oído. El haría lo mismo y después la llevaría a la orilla, tal como le había dicho y allí podrían hablar de lo que sea, de todo o de nada, daba igual si es que estaba con Nereida.

_________________

Tomas H. Olsson


avatar
Tomas H. Olsson*
Héroes
Héroes

Soy : Peter Pan / Escritor
Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Ian C. Ferguson el Miér Ago 22, 2012 11:54 am



Bien, parecía que había un rollo interno entre Simone y Caleb pero tampoco me iba a meter a menos que a él se le ocurriera hacerle algo a la morena. Además que vamos, ella sabía cuidarse pero si es que luego el licor hacía que las cosas salieran de control pues ahí estaba yo para solucionar cualquier tipo de problema.

Eso ya estaba bien pero cuando parecía que todo estaba listo para que comenzara a beber un poco o para bailar con alguna de las chicas de allí, Nereida entró en mi ángulo de visión y vaya que no mostraba nada bueno… Nada bueno para mi amigo, sin duda que no, porque ella parecía estar de lo mas contenta con el hippie con el que estaba ahí. Que el tipo estaba de lo más confianzudo y ella todas sonrisas.

¿Y Khai? ¿Donde quedaba mi amigo que por cierto también era su novio? ¿Acaso no sabía que se había peleado con Will solo por ella? Y joder, ahí estaba ella, saliendo feliz con ese tipo que también parecía interesado. Luego pude ver el besito ahí en la mejilla pero muy cerca a los labios. Y ya, eso había bastado para que iniciara la cruzada personal de desenmascararla un poco y que Khai se de cuenta qué hacía su novia mientras el se quedaba en casa tejiendo crochet o escuchando a Beyonce.

Vamos, fui sutil. No iba a dejar que ellos me vieran para que el pudor les venga de pronto y se contengan, que no, esa no era la idea. Lo que iba a hacer era un trabajo elaborado. De pronto ellos empezaron a moverse por lo que solo quedaba una opción.

Llamarlo para que viniera a ver quedaba descartado, jamás llegaría a tiempo por lo que era mi responsabilidad mostrar lo que estaba pasando y llevarlo a la posteridad, ergo, tomaría fotos y grabaría un poco. Eso.

Me trepé encima de la barra y unas chicas empezaron a gritar como si me pusiera a bailar y eso, pero no, las ignoré y en esos momentos amé nuevamente a Willow. En el tiempo en que habíamos estado juntos me había contagiado del entusiasmo que ella tenía para la tecnología, que me había enseñado de resoluciones, los píxeles necesarios para la buena calidad de imagen y muchas otras cosas más. De hecho el celular que tenía en ese momento había sido elegido por la recomendación de ella y con todo el poder y capacidad para hacer magia y pues ahora podía aplicar varias cosas de las que me había enseñado, claro que si.

Enfoqué y tomé unas cuantas fotos cuando ella lo “saludaba”, el le correspondía y luego ella lo tomaba de la manito y se lo llevaba a quien sabe donde. Luego grabé el momento en que el hippie se la llevaba de la cintura así todos pegados, que terminaron saliendo un poco del cuadro… por lo que tuve que hacer zoom y se grabó toda la plática un poco más afuera para luego regresar. Y joder, regresaron a la barra, cerca donde yo estaba.

Me bajé rápido pero sin dejar de grabar nada, el par de golosos repitieron abrazándose y todo. Qué infames, así en plena vista de todos. Estaba por ir a confrontarla pero primero mandar, mandar, mandar todo. Así lo hice, lo adjunté y utilicé una aplicación que cambiaba la voz de uno a la de James Earl Jones para grabarme diciendo “TE LO DIJE” y que le resonara en toda la cabezota, a ver si es que así si venía. No era algo que me dejara de buen humor. Me acerqué a Simone, por que ellas eran amigas. A ver si es que podía hacerme entender como le hacía eso al alma pobre de Khai…

-Simone, mira… -dije para mostrarle todo lo que había hecho dentro de mi periodo como director y que lo viera dos veces sino lo creía. -¿Ella no es tu amiga? ¿No sabe que tiene novio? -
avatar
Ian C. Ferguson
Héroes
Héroes

Soy : Hércules
Mensajes : 22
Empleo /Ocio : Modelo
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Caleb T. Benetton el Miér Ago 22, 2012 12:54 pm

Canción aquí:

Había terminado la canción y ahí estaba nuevamente la cara de enojada de la chica. Realmente, en más de una ocasión no entendía por qué los resultados eran así, pero como se había dicho en un primer instante, no iba a sufrir demasiado por las citas, aunque cierta malicia infantil le aparecía y tenía ganas de seguir molestando a la morena. En eso había llegado Ian, quien preguntaba si ya se había conocido con la morena; la verdad era que él tampoco sabía que Ian y Simone se conocían, pero tampoco le pareció algo extraordinario puesto que Storybrooke era tan pequeño que realmente eran muy pocos los casos en que dos personas no se conocieran.

Ahora el DJ había puesto esa canción, pues no era sorpresa que Caleb se supiera la canción... al parecer se la pasaba más de parranda de lo que las otras personas pensaban. Y aún aunque los chicos se estaban intercambiando palabras él por inercia seguía bailando.

- Oh yeah, they tell me I'm a bad boy - Dijo mientras movía las cejas de manera incitadora a la morena y se señalaba con cierta arrogancia nada más para entrar en el personaje de la canción - All the ladies look at me and act coy - Le hizo un pucherito - I just like to put my hands up in the air - Y tras eso levantó las manos de manera desinhibida - I want bad girl dancing over there - En realidad señaló el espacio que estaba libre delante de él, pero pareciera que estaba señalando la pelvis. Tras eso terminó de tomarse el vaso de cerveza, mientras seguía haciendo unos que otros movimientos para bailar.

En realidad no supo que pasó muy bien al siguiente, puesto que en un abrir y cerrar de ojos ya Ian no estaba entre ellos. ¿Había notado algo?, ¿Se había dado cuenta que le gustaba Simone?, en cualquiera de los casos aprovechó el momento para estar un poco más cerca de la chica.

- Oye bombón amargo, ¿Por qué no bailas un rato o viniste nada más para seguir odiando mi existencia? - Le dijo con una mirada traviesa - ¿Oh me dirás que no hay ritmo en tus venas? porque aquí veo mucho ritmo - Y tras eso hizo un movimiento con su mano para seguir las curvas de la chica. Pero antes de que pudiera continuar, Ian había regresado con ellos. Bueno, de hecho había apartado a Simone para hablar con ella, pero Caleb también quería escuchar y cual niño infantil, se acercó a ellos asomando la cabeza entre ambos para poder escuchar.

Estaban hablando de Nereida, había escuchado hablar de ella pero de verdad no la conocía a un trato amistoso, quizá porque no se había dado la oportunidad de hacerlo. Miró donde Ian señalaba y agudizó la vista.

- ¡Viejo!, ¡Ese es Tomas! - Dijo de repente y sin seguir la secuencia de la conversación, como si estuviera pensando en voz alta ya que no se estaba dirigiendo a nadie - Él me había comentado algo de que había conseguido una nueva musa... yo francamente no entiendo de literatura, pero me imaginé que se encontró con una tipa todo escultural, no me imaginé que se había secuestrado a alguien del kinder garden - Rió de manera divertida por la situación - Que no lo encuentre Aaron o pensará que está acosando una menor y aquí entre nos, el que se vea como Hippie no lo ayuda -

Go little bad girl, little bad girl
Go little bad girl, little bad girl
Go little bad girl, go little bad girl
Go little bad girl, little bad girl

Seguía sonando la música del DJ
avatar
Caleb T. Benetton
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Caleb... Hola mamá =D
Mensajes : 42
Empleo /Ocio : Trabajo en una tienda de objetos chinos mágicos
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Simone Brendan el Jue Ago 23, 2012 3:59 am

¿Que no entendía por qué no caía en sus intentos tan desesperados de llamar su atención? ¿¿En serio?? ¡No podía pensar en una persona más irritante en todo Storybrooke! Claro que a ella también le levantaba un poco el ego cuando un chico trataba de impresionarla para que le hiciera caso y aceptara salir por él, pero las tácticas de las que aquel chico se valía eran probablemente las peores que había visto. Como de niño, caray. Y Simone tendría toda la paciencia del mundo para tratar con perros malcriados y gatos huraños, pero con las personas que le sacaban de quicio no tanto.

Ignorando por completo a Caleb prefirió beberse su cerveza en paz, porque para la manera en que la noche se iba desenvolviendo probablemente sería lo único rescatable. Ya, estaba decidido, se terminaba su trago y se regresaba a su casa, si ni siquiera se sentía a gusto. Es más, iba hasta a fingir que la música ni siquiera le gustaba y que aquel cambio de ritmo no le hacía sentir ganas de bailar. ¡Y lo feo que era eso! ¡Con lo que le gustaba bailar! Si Radd se hubiera animado a acompañarla por lo menos estarían ahora mismo bailando sin que les importara nada... pero eso sí, muy lejos de las chicas en topless, gracias. Sería hasta seguro esa la única manera en que el chico de rastas iba a ponerle las manos por debajo de la cintura. En fin...

Dio otro buen trago a su cerveza. Vio que Ian marchaba hacia la barra y no le dio demasiada importancia hasta que tuvo a Caleb casi encima de ella - o así lo percibió Simone - bailándole de nuevo. Que ya iba estando bueno de hacer eluciones de metérsele en la garganta y bailarle en la entrepierna, ¿no? Volvió a entornar los ojos cuando la llamaba bombón amargo. Ya el colmo fue él como hacía el gesto con sus manos de imitar las curvas en su cuerpo. ¿En serio creía que lo iba a dejar así tan tranquilo?

- A ver niño, déjame dejarte en claro que… – Ya había levantado el infame dedo acusador y fruncido el ceño con actitud desafiante cuando Ian se acercaba, la tomaba del brazo para apartarla de ahí y contarle quien sabía qué cosas. Al principio creyó que intervenía para evitar que le tirara la cerveza en toda la carota a Caleb, pero no, le enseñaba un montón de videos en el teléfono de quien parecía ser Nereida y alguien más.

- ¿Eh? – Enarcó una ceja, extrañada por lo que Ian decía. Para empezar hasta le sorprendía que Nereida estuviera ahí porque aquella cuasi orgía decadente (vale, exageraba) no era lo que ella diría era el tipo de cosas que a la chica le interesaban. Igual había ido acompañada con chicas del colegio o algo. Tenía 16, eso es lo que hacían las chicas de 16 años. En segundo, no captó ninguno de los reclamos sobre el noviazgo de la chica porque hasta el momento no había tenido tiempo de sentarse con Nereida a ponerse al corriente con sus vidas, tenía muchísimo trabajo. Simone no sabía que ella estaba con Mordekhai. Con su ex Mordekhai. Ese de los infames ojitos de cachorrito a los que no podías decirle nunca que no y que no podía quitarle las manos de encima. A diferencia de… ¡Ya Simone! ¡Suficiente! A menos de que algo pasara pronto con Radd iba a terminar asaltándolo en un callejón y arrancándole los pantalones, de eso estaba segura. Es que hasta estaba empezando a preguntarse si en verdad le gustaba al chico, o era gay, o era virgen, o ya era que Simone estaba malinterpretando todo y resultaba que estaba metida hasta el cuello en la friendzone.

De nuevo, Caleb. Ahí estaba asomando la cabezota entre ella e Ian. Al sentirlo tan de sorpresa así junto a ella casi le da un infarto, y es que ya era todo tan ridículo que hasta comenzaban a darle risa sus estupideces. Era como un perrito hiperactivo meneando el rabo y trayéndote la pelota llena de babas a insistirte que jugaras con él hasta el cansancio… y si no le hacías caso entonces te descuidabas y te violaba la pierna. Hump hump hump!

Aguantándose la risa de resignación colocó la mano sobre la mejilla de Caleb y lo empujó para que le diera espacio. Escuchó todo lo que decía sobre el tal Tomas que estaba grabado con Nereida, una musa y hippies. Pero es que entre la música, el escándalo de la gente y todo el movimiento que había ni podía concentrarse en los videos, ni entendía la indignación de Ian, y hasta alguien acababa de empujarla haciendo que tirara un poco de cerveza. Para rematar todo esa canción le gustaba y no podía ni evitar el mover los pies al ritmo de los bajos.

- Ian, la verdad no te entiendo nada y hasta me cuesta escucharte. - ¡Obvio! ¡Si la música estaba a todo volumen. – Yo me voy a ir a bailar un rato. – Que por lo menos el viaje le costeara algo y no toda la noche fuera un soberano fiasco. Ian parecía de demasiado mal humor como para pedirle que bailara con ella, y el cachorro viola piernas se veía más que dispuesto… bah, al cuerno todo. Tomó a Caleb del brazo – no de la mano, nada de malinterpretaciones. – Ya no estés de intenso que hasta te va a hacer daño el alcohol. Y tú, a ver si me sigues el paso. - Lo primero se lo dijo a Ian, lo segundo a Caleb mientras se acercaba hacia donde la gente bailaba. Ya le había soltado el brazo, pero allá él si iba con ella o no, que lo escuchaba hablar mucho pero en verdad no veía nada de acción. En algo el chico había acertado y eso era en que Simone tenía ritmo; una vez se perdía en la música se movía con gracia y se volvía dueña del lugar.
avatar
Simone Brendan
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Secreto!/ Veterinaria
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 15/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Jue Ago 23, 2012 4:48 pm

[Desde su casa, en la urbanización de Storybrooke]

Había escuchado de una fiesta en la playa, pero sinceramente los ánimos que tenía en ese momento no eran los mejores. Claro, podía hacerlo con el simple hecho de despejarse un poquito la mente, pero realmente luego de la sesión intensa en la casa de Willow, donde se revelaron muchas cosas, así como la enfermedad que posiblemente ella pudiera padecer -O estaba en eso- lo habían dejado muy agotado. La única ventaja de todo esto, es que ya las cosas comenzaban a recuperarse entre los tres y eso era lo verdaderamente importante. Ian, le había ofrecido salir, como una salida catártica, que iba a invitar a otro muy amigo de él, pero Khai simplemente no quiso, de verdad lo único que quería hacer era reconectarse consigo mismo, pensar bien las cosas y depurar las malas, así que una fiesta de ese tipo no le ayudaría en lo más mínimo.

Luego Nereida también le avisó y realmente se le veía entusiasmo por ir ya sabemos por qué, así que prefirió dejarla ir ya que seguro se iba a entretener con sus amigas del instituto ajá, si claro y no le iba a dar la molestia de quedarse encerrada por su culpa, por lo que le dijo que estaba bien, no había problema y que podía ir sola sin ningún problema se arrepentirá de eso.

Se había quedado dormido, cual viejito viendo la televisión. Cuando se despertó, prefirió irse a su cuarto a seguir durmiendo, agarró su celular y miró el cesto, con los hilos y las agujas, por lo que decidió que terminaría el crochet para Felle otro día. Se inclinó al estéreo y sacó su cd de Beyoncé, para ponerlo en la caratula, lo que menos quería era que se dañara, aparte que era su favorito ya que conseguía calmarlo. Echó un momento la mirada en su repisa musical y vio como Felle la manchaba con Black Eyed Peas y Ke$ha, pero bueno de gustos el no podía juzgar demasiado.

Así que se fue directo a su habitación y se recostó un rato intentando volver a dormir. Justo cuando lograba concebir el sueño, su alarma comenzó a sonar indicando que le había llegado unos mensajes, acompañado de la canción de "pajaritos a volar" que le había puesto especialmente para Ian, con una imagen de él metiéndose el dedo en nariz de manera no muy elegante.... Sí, eso era puro amor de amigos.

Cuando vio lo que traía un familiar "TE LO DIJE" a lo James Earl Jones apareció, junto con videos de Nereida junto con un chico que parecía uno de los hermanos Hansons, casi pudo escuchar la canción "mmm bop" en el video.... Solo puso una cara de WTF y lanzó el teléfono a un lado, golepando el clóset y sobreviviendo el golpe milagrosamente.

- O sea... A ti te ENCANTA hacerme sufrir - Le dijo a su user la divinidad más próxima y latente que le esté escuchando - Joder, no haré nada hoy quiero dormir Y SE CUMPLIRÁ, ¿Me escuchaste? -
Sí, si te escuché
____
Off: JAJAJA no voy a quitar las tachas, así que perdonen lo random de este post, los que entendieron, entendieron xDDDD

_________________

I came along
I wrote a song for you

avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Dom Ago 26, 2012 1:55 am

Sonreí ligeramente y miré a mi alrededor. La verdad es que era una noche perfecta. La música sonaba, acompañada por el sonido de las olas. Cerré ligeramente los ojos y dejé que, por unos segundos, mi cuerpo de meciera al ritmo de la música. De un lado a otro, disfrutando del momento. Después abrí de nuevo los ojos y miré a Tomas, ampliando mi sonrisa y colocando un mechón de mi cabello tras mi oreja. Sí, cuando había salido de casa tenía el propósito de divertirme, de pasármelo bien, pero tenía la sensación de que la noche iba a mejorar y mucho. Si era cierto lo que decían de que lo importante ea la compañía, y yo estaba segura de eso, estaba claro que no podía estar en mejor compañía. Era Tomas, con eso lo decía todo. Me gustaba estar con él, haciendo lo que fuera. Daba igual qué hiciéramos, cualquier cosa estaría bien.

Seguía sin saber qué hacer. Tomas me confundía, y encima no sabía qué hacer con Khai...pero había decidido que esta noche no pensaría nada, en nada en absoluto. Me lo pasaría bien, me daría una tregua. Nada más que eso. La playa incitaba a eso, a disfrutar y olvidarse de todo. Era una fiesta y yo yo quería seguir pensando, ya me había cansado de pensar. Necesitaba un descanso. ¿Y qué mejor que esa noche?

Reí ante su comentario y al mismo tiempo me ruboricé. -Vaya-dije sonriendo-¿Le dices esas cosas a todas las chicas?-pregunté riendo-Porque si es así, seguro que tienes mucho éxito-añadí, aunque esas palabras dejaron un gusto amargo en mi boca. Asentí levemente.-No sé porqué, pero siempre me ha gustado el cielo. Sobre todo el nocturno. La luna, las estrellas...me gustan. ¿Es algo muy tonto?-pregunté mientras sacudía la cabeza.-Pero no creo que te hiciera falta llevármelo hasta la luna para hablar conmigo en el caso de que estuviera acompañada. Un simple hola bastaría-reí y por un momento pensé que la idea de que me secuestrara solo para estar a solas conmigo sonaba muy bien. Volví a sacudir la cabeza, alejando ese pensamiento de mi mente.

Lo miré divertida mientras alzaba una ceja y ponía los mismos ojos que el gato con botas en Shreck, aunque solo durante unos segundos, el tiempo que pude aguantar sin reírme-Y yo que pensaba que harías lo que te pidiera simplemente porque se trata de mí-dije encogiéndome de hombros-Que decepción...-añadí para luego reírme-Me alegro de que te guste lo que he propuesto-dije mirándolo a los ojos mientras observaba como iba vestido, sin lugar a dudas, iba muy diferente del día de la biblioteca, aunque tenía que reconocer que no me había fijado mucho en su ropa en ese momento. Mi mente estaba más ocupada en los libros y en la conversación, bueno y luego en el beso, claro está y todo lo que eso había llevado. Pero no era hora de pensar en eso. No esa noche. Sonreí y asentí levemente a lo que decía.

Sonreí cuando tomó mi mano y comenzamos a andar entre la gente, de nuevo, en dirección a la barra. Rodeó mi cintura, como si quisiera protegerme de cualquier peligro y no pude evitar sonreír más. A su lado me sentía segura, era algo innato, algo de lo que creo que ni él se daba cuenta, pero así era. Su sola presencia hacía que me sintiera segura, protegida. Y realmente me gustaba la sensación.

Al llegar a la barra me abrazó por la espalda y yo me giré para darle un beso en la mejilla y sonreírle unos segundos, mirándolo a los ojos. -Un mojito-pedí cuando volví a girarme y me encontré con el camarero, que esperaba a que pidiéramos. La noche acababa de empezar, y realmente me apetecía estar allí, bebiendo tranquilamente en compañía de Tomas. Disfrutando de su compañía.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Caleb T. Benetton el Miér Ago 29, 2012 11:01 am

No sabía muy bien qué era lo que tanto seguían discutiendo. Si era lo de Tomas y la otra chica, quien no conocía pero también apreciaba de gran relevancia en el asunto, solo hizo girar sus ojos. La verdad es que en una fiesta, lo menos que se le pasaba en la mente era observar a los demás y hacer lo que hacían, puesto que él solamente quería gozar y dejar su alma en la pista de baile, por lo que justamente comenzaba otra gran canción, de modo que su pie era el que seguía el ritmo, pero no había movimiento: no veía a su amigo disfrutando con alguna otra chica y no veía a la morenaza sexy bailar ajustadito con él. Estaba que gritaba en medio de la deriva "OK, YA SUPERENLO, EL CHICO QUIERE A LA CHICA Y ESTAMOS CONTENTOS, PUNTO", pero tras eso, Simone tampoco parecía haber entendido el asunto, por lo que puso un parado a todo y lo sacó a bailar.

Hizo una expresión de victoria con su brazo, mientras le dirigía una mirada traviesa a su amigo, como si intentara decir: "Ajá, y ahora mira con quien voy a bailar", claro que Ian no le iba a prestar atención, pero el mundo era libre y él quería regodearse por aquello.

- Vamos a ver quien gana esto: El ritmo o el sabor - Dijo en tono bromista, refiriendose a ella como "El ritmo", y por supuesto a él como "El Sabor".... en fin, cosas idiotas que solamente él podía decir. Ya se encontraban los dos, bailando y ha de decir que Caleb no le iba nada mal, puesto que esos años de parranda le habían hecho perfeccionar sus pasos. Algunos pasos inventados, algunos giros y sin duda el toque que él siempre se encargaba de impregnar era precisamente un acercamiento coqueto, bajarse lentamente y mirarle desde arriba, para luego volver a subir con la misma lentitud y sensualidad con la que había bajado. Por algún motivo, eso le encantaba a todas las chicas con la que había bailado alguna vez.

Podían decir lo que querían de Simone, podían decir que la chica era muy estricta, poco animada y demás, pero Caleb sabía cuando había buena química y soltura, la podía notar con mucha pasión, sí. En esos momentos podía describir a una Simone completamente diferente a la que el ojo público podía referenciarse y por eso le gustaba las fiestas y sobre todo bailar, porque para él sentía que veía una faceta y quizá la más sincera de todo. Sin darse cuenta se acercó un poco más a la chica y de un movimiento furtivo que surgió de un deseo desde lo más profundo de su corazón, se acercó rapidamente y sus labios colisionaron con los de ella. Pero a pesar de lo rápido de la situación, su beso era delicado y apasionado al mismo tiempo, la tomó del rostro y sus labios se movieron con más intensidad. Simone era deliciosa y le encantaba.
avatar
Caleb T. Benetton
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Caleb... Hola mamá =D
Mensajes : 42
Empleo /Ocio : Trabajo en una tienda de objetos chinos mágicos
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Simone Brendan el Miér Ago 29, 2012 3:56 pm


---
No quería ser grosera con Ian, la verdad que no. Pero honestamente no entendía nada de lo que hablaba. Lo único que veía era un vídeo tomado apresuradamente de Nereida y un muchacho y no le quedaba claro que era lo que estaba esperando que le dijera. ¿Qué se suponía que hiciera si no conocía toda la historia? Además la música que empezaba a tornarse cada vez más animada era algo que ni ella ni su cuerpo podían ignorar. Primero moviendo la cabeza un poco al ritmo de la música, luego los hombros, para cuando aquel ligero vaivén comenzaba a descender hacia sus caderas ya tenía claro que no había mucho caso en tratar de mantenerse estoica. Simone no era frígida ni aburrida, no era que no le gustara divertirse. Lo que ocurría era que no encontraba divertido a desnudarse ante la primera persona que le pasaba de frente y emborracharse hasta pudrirse el hígado.

Pero la música, la música era algo que no podía negar, que llevaba en la sangre. Le hubiera gustado que Radd estuviera ahí con ella, que fuera su brazo del que estuviera sujeta cuando se acercaban a bailar. No era así, y eso le desilusionaba, era cierto. Tendría que conformarse con la segunda mejor opción.

Tan sólo le miró suspicaz cuando traía a colación aquel reto entre el "Ritmo" y el "Sabor". Pudo haber respondido cualquier cosa, algún chiste sarcástico o mencionarle con certeza que hasta el momento no había conocido a ningún blanco que pudiera bailar, pero no. Se limitó a una sonrisa pícara y darle un empujoncillo desafiante en el hombro. - ¿Realmente crees que tienes oportunidad? -

No necesitó de nada más. El ritmo crecía y los bajos vibraban en los altavoces. El calor de los cuerpos que hacía unos instantes había encontrado sofocante ahora mezclaba con el propio y el de él, y no escuchaba nada más que no fuera el beat que le recorría de punta a punta, orquestrando el movimiento de sus caderas y sus piernas, el vaivén de sus hombros, la historia que contaba con sus manos.

Y a cada acorde un paso más cerca, a cada mirada una sonrisa cómplice y la obediencia a una extraña fuerza, un magnetismo que le hacía gravitar hacia él, y la manera en que colocaba las manos en sus caderas le parecía natural; Y no existía nada ni nadie más, y Simone se estaba divirtiendo como nunca... Las luces, la música, el aroma a sal y la brisa contra su piel perlada en sudor, todo era sobrecogedor y embriagante. Inexpicable.

Y entonces lo sintió.

En un primer momento no cayó en cuenta que la besaba, porque antes de terminar de asimilar que lo que sentía eran sus labios sobre los de ella. Fue como una ola que rompía contra ella, como fuegos artificiales explotando en su interior y un chispazo de electricidad pura que le recorría cada nervio del cuerpo...

Ese mismo magnetismo que se apoderaba de su cuerpo y su conciencia le hizo sujetarle por el cuello de la camisa y atraerlo un poco más hacia ella cuando la besaba. Suave, sútil al principio en la manera en que sus labios se acariciaban. Pero había un hambre, la sombra de un anhelo que le hacía rendirse a aquella sensación, sujetarle el rostro entre las manos y embriagarse en la intensidad creciente de ese beso... un beso... solo un beso...

Abrió los ojos con brusquedad y al ver los rasgos de Caleb entró en pánico de inmediato. Su reacción fue completamente contradictoria a la manera en que apenas instantes atrás lo besaba como si no hubiera un mañana, pues acababa de plantarle una bofetada con la palma de la mano abierta que debió de haberle cruzado la cara entera.

- Pero qué coñ... - Mala Simone, MALA Simone, ¡se suponía que ella estaba saliendo con otra persona! Con el chico más dulce, gentil y amable de todo Storybrooke. No podía andar por ahí besando a otras personas. Menos si eran personas que en teoría encontraba molestas. ¿Y si alguien la había visto? ¿Y si le contaban a Radd? ¿Y si...

- ... teng-tengo que irme. - Un beso. Sólo un beso.

No había manera de que un sólo Beso pudiera cambiarla tanto.
avatar
Simone Brendan
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Secreto!/ Veterinaria
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 15/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en la Playa [LIBRE]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.