Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Ir abajo

Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Dom Jul 08, 2012 8:00 am

Tenían los helados en mano, caminando cerca de la orilla de la playa de Storybrooke en un día soleado, pero bastante fresco. Podía sentir la brisa caliente daba su rostro y sentir el olor a la sal era bastante relajante, ¿Qué más podía pedirlo?, de verdad que la estaba pasando muy bien con Nereida, aquella chica que alguna vez le trataba un tanto mal.

Dio una lamida a su helado de mantecado mientras observaba el horizonte y recordaba las cosas... "Feas" que le había hecho. Tenía que admitir que esos recuerdos le hacían un agujero pequeño, pero doloroso en el pecho, puesto que el remordimiento se asomaba a la ventana.

Ciertamente tenía que pulir algunas asperezas que tenía con ella, ya que de cierta forma sabía que después de ese día las cosas no serían iguales y estaba aspirando que fueran para bien. Claro, no fuera que le haya hecho daño profundo, pero simplemente no se podía quedar así como si nada, que el día de hoy la tratara bien y después fuesen las cosas como siempre las habían tenido los dos. ¡No! sabía que tenía el poder de cambio y ¿Por qué no decirlo en un momento adecuado como lo era ese?, quizá así solo se sentiría más tranquila.

- Nereida - Era la primera vez que la llamaba como su nombre sin ningún otro adjetivo hiriente... y se sentía algo extraño escucharlo de su boca - ... Yo sé que he sido un patán todo este tiempo contigo... y hoy, que, pues precisamente estamos llevándonos bien, me he dado cuenta que de verdad me agrada estar contigo - Abrió los ojos, su corazón se aceleró un poco y se apresuró en aclarar la situación - Quiero decir... pues emm... que la dinámica enfermiza que teníamos antes ya no nos siente bien, ¿Verdad?, que podemos dar un cambio y precisamente el de la tregua es que el mejor nos asienta... - Vio como su helado se derretía a un lado y apresuró en lamerlo antes de que se derritiera más y causara molestia. Luego recordó lo que estaba diciendo y se rascó la cabeza - ... El asunto de todo esto, es que ¡Quiero hacer las paces contigo!, que a partir de este momento nos tratemos mejor, ¿Te parece? - Tras eso, con su mano limpia extendió la mano hacia la chica para que el pacto quedara grabado y desde ese momento las cosas cambiarían.
avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Dom Jul 08, 2012 8:25 am

Fuimos a la heladería y pedí un cono de chocolate. Hacía un día bastante bueno. El sol brillaba en lo alto, pero no hacía un calor sofocante. Un día perfecto para dar una vuelta por la playa, y más si era con...Bajé la mirada y cerré los ojos durante unos segundos, para después posarlos sobre mi helado y lamerlo. Realmente me gustaba ese sabor, era uno de mis favoritos. Sobre todo si era chocolate con leche, porque el puro no me gustaba demasiado.

Caminando llegamos hasta la playa. No era muy largo el camino y además era un bonito paseo. Observé a mi alrededor y me detuve un momento. Me quedé mirando el mar y sonreí ante la visión. La arena, la playa, el sol...todo era un escenario muy románt...digo muy hermoso. Ladeé ligeramente la cabeza, dejando que mi cabello cayera de forma desordenada. Aparté un par de mechones de mi cara y seguí mirando al horizonte un par de minutos.

Después continué caminando, al lado de Khai. Miré al chico de reojo. Parecía pensativo. Algo le estaba dando vueltas por la cabeza y, aunque me pregunté que sería no quise formular la pregunta en voz alta. Simplemente me limité a camibar a su lado, en silencio. No quería decir nada que le pudiera molestar. Algo estaba pasando por su mente y parecía concentrado, por lo que debía ser importante. Por lo que simplemente caminábamos en silencio y me dedicaba a comerme mi helado.

Entonces él pronunció mi nombre y yo me quedé mirándolo. Ladeé ligeramente la cabeza y esperé a que continuara hablando. Tenía curiosidad, la verdad, pero tiempo al tiempo. Que dijera lo que quería decirme, aunque reconozco que el hecho de que me llamara por mi nombre, sin ninguna frase que me atacara después, me resultaba algo extraño. Pero al fin de cuentas, todo era extraño en ese día. Escuché sus palabras y alcé una ceja. ¿Se estaba disculpando? ¿Por qué? Lo miré y parpadeé un par de veces, mientras seguía comiendo mi helado.

-¿Me estás diciendo que quieres que seamos...amigos?-le pregunté con una mezcla de alegría y amargura, aunque no sabía muy bien por qué. Sonreí ligeramente mientras tragaba saliva y volví a mirarlo.-Khai, es cierto que nos hemos pasado toda la vida discutiendo. Y también es cierto que me está gustando la tregua que tenemos. Yo también me tendría que disculpar-le contesté-Ya sabes, dos no se pelean si uno no quiere...Así que me parece bien que hagamos las paces-le estreché la mano y seguí con mi helado, mirando otra vez al mar.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Dom Jul 08, 2012 12:33 pm

No pudo evitar sonreír cuando la chica estaba aceptando lo que parecía ser sus disculpas, así como también ella sentía de su parte en la dinámica. Fue entonces cuando se estrecharon la mano, era la segunda vez -después del beso en la mejilla- en la que tenía nuevamente contacto físico. Y ahí la vio, con su rostro que brillaba dentro del mismo día iluminado, sus cabellos siendo abatidos por el viento... a él le parecía.... a él le parecía más linda que nunca estando ahí. Tragó saliva y la miró fijamente, mientras los síntomas que había sentido antes, como si estuviera a punto de enfermarse, empezaban a aparecer nuevamente.

Y nuevamente, en una lluvia de ideas que azotaban su mente tan rápido y tan rápido, quizá era la pieza que le faltaba en todo el rompecabeza. No recordaba muy bien cómo ni cuando la conoció, pero quizá, desde siempre le gustó y sí, por fin estaba admitiendo algo que durante mucho tiempo se había intentado engañar. Asumiría que como él, a veces actúa como si fuera un crío en más de una ocasión, aparte que no era mucho de expresar sentimientos de ese tipo, lo más probable era que intentó ocultar todo ese sentimiento con bromas pesadas y molestando.

¡Todo era tan obvio!, solo que él no quería darse cuenta de la situación. Volvió a suspirar, como se había dicho antes: que el tiempo de las cosas era perfecto. Quizá ese era el momento propicio para redescubrir todo aquello ¡En un día libre!. Sin embargo, regresando a la realidad, todavía estaban ahí estrechándose la mano, que ya llevaba unos largos segundos en eso; y sin pensarlo demasiado, lo que hizo a continuación fue elevar la mano de la chica hasta los labios de él, para luego impregnarle un beso.

- Yo también estoy de acuerdo que hagamos las paces - Respondió luego con una leve sonrisa, mientras levemente dejaba de tomarle la mano, de manera que luego miró al mar que estaba tan sereno en ese momento.

Había más de una ocasión en la que él actuaba sin pensar demasiado, dejándose llevar por los impulsos. Así que se le pasó por la mente que el agua se veía deliciosa y no estaría mal entrar un momento, al fin y al cabo, esa era lo divertido de estar en el lugar. Luego observó a la chica, una vez más al mar y por última vez a la chica. Si no tuviera ese espíritu aventurero ¿Quién sería Khai en ese momento? - Vamos a darnos un chapuzón - Dijo únicamente y sin esperar una respuesta de ella, ya se estaba quitando los zapatos, las medias y la camisa que cargaba, nada más dejándose el pantalón, para luego salir a correr y en ese momento en que sus pies tocaban el mar, era el segundo momento más genial que había tenido en el día de hoy. Así que adentró todavía más, hasta que el agua le llegó a la cintura - ¡Ven, entra! - Le incitó a la chica y la llamaba con su mano para que entrara - !No es necesario un bañador! -
avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Lun Jul 09, 2012 12:38 am

Ambos sonreímos, o él sonrió y yo después, o quizás yo lo hice antes y Khai a continuación. No lo sabía, pero tampoco es que importara mucho en ese momento. Nos estrechamos la mano, sellando así el segundo pacto del día, aunque este a diferencia de la tregua, no tenía fecha de caducidad. No terminaba al acabar el día. Y por alguna razón, el hecho de poder estar así con él hizo más tiempo hizo que me sintiera bien. Más que bien, diría yo. Era una sensación extraña, una sensación que hacía que me calmara y a la vez me sintiera nerviosa. Dos sensaciones opuestas pero que parecía que habían encontrado la forma de vivir en armonía dentro de mí.

Una tregua sin límite de tiempo. Era buena idea. Ambos habíamos demostrado que podíamos hacer otra cosa que no fuera discutir, que podíamos llevarnos bien, incluso más que bien. No sé muy bien el motivo por el cual comenzamos a pelear, y tampoco sé por qué continuamos así. Quizás era una forma de pasar tiempo juntos, sin pensar en nada más. ¿Eso significaba que queríamos pasar un rato los dos juntos? Podía ser, aunque eso no lo habría dicho en voz alta, y menos antes. Aunque ahora tenía que reconocer que no estaba tan mal pasar el tiempo con Khai. Me gustaba...si....

Aunque no sabía muy bien el motivo. Ahora éramos amigos. ¿No? Y es normal que los amigos disfruten del tiempo que están juntos, pero... Esa explicación no me terminaba de gustar. La palabra amigos hacía que un nudo se formara en mi garganta. Puede que fuera porque me tenía que acostumbrar a esta nueva situación o porque...Suspiré y volví a mirarlo, como si al hacerlo pudiera aclararme. Y de verdad quería hacerlo. Sentía como si mi cabeza fuera a explotar. Miles de pensamientos se amontonaban en mi cerebro, y de todos uno era el que prevalecía 

Sonreí cuando besó mi mano y no pude evitar que un escalofrío recorriera mi espina dorsal y erizara mi vello. Asentí levemente ante sus palabras. Hacer las paces. Ese era un primer paso para...Suspiré y mordí mi labio inferior.-Y a mí también me está gustando pasar tiempo contigo sin discutir-dije en apenas un susurro.

Y entonces él propuso el darnos un baño. Me quedé mirándolo y alcé una ceja. Tenía que estar de broma...¿Verdad? Sacudí la cabeza y lo miré mientras se alejaba. Se había quitado la camisa, los zapatos y solo se había dejado puesto el pantalón. Me quedé allí quieta, contemplando como se acercaba a la orilla. Me quité mis sandalias, dejé el bolso y la caja en la arena, con sumo cuidado, y me acerqué hasta que mis pies tocaron el agua, pero no me metí.-¡Eso no es justo!-grité para que me oyera-Tú llevas un pantalón que hace las veces de bañador. Yo tendría que meterme con toda la ropa. No me voy a meter-le dije esbozando una sonrisa-¡Primero tendrás que atraparme!-exclamé y me puse a correr por la orilla, alejándome de él y riéndome.



_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Lun Jul 09, 2012 8:44 am

Al estar dentro todo parecía tan relajado, fresco. Lo sentía tan liberador en más de un sentido que sentía calma, una verdadera calma una vez que estaba dentro del mar. Miró a Nereida, que parecía que estuviera entusiasmada en hacer lo mismo, pero a penas se quitó las sandalias, le avisó a lo lejos que si quería que ella estuviera ahí con él, tenía que perseguirle.

Una sonrisa llena de picardía alumbró su rostro, por lo que sin una pizca de duda, rápidamente fue corriendo. Claro, en un principio luchando contra el volumen del agua que lo hacía moverse lentamente, pero una vez que se iba acercando a la orilla, sus movimientos eran más rápidos y ágiles.

- Entonces, corre. Que no tendré piedad - Dijo una vez que había pisado firme, para luego con todos los impulsos iniciar el pequeño juego que la chica había iniciado.

Pero quizás lo que más le gustaba de ese juego, era que esa faceta de la chica que nunca antes había visto, por algún motivo, le fascinaba. Siempre había tenido una imagen de una chica políticamente correcta, que tiene que tener todo en orden, que el tipo de juegos como el que estaban haciendo no era de su tipo... pero no, quizá una parte de ella podría ser más seria, pero no quería decir que realmente fuera de esa forma, y demostrar esa faceta divertida y hasta alegre, sin duda alguna le encantaba, lo que hacía que el día fuese todavía mejor.

De esa misma forma, fue corriendo tras la chica, que al principio con unos movimientos ágiles se le escapó, es que, ¿Cómo no?, si era más pequeña y delgada que él; pero eso no quería decir que fuera a ganar la competencia, así que se concentró en toda su fuerza para poder atraparla. La arena, sobre todo la arena mojada de la orilla hacía más dificultoso el asunto, sin embargo, eso le añadía un extra de diversión ya que entorpecía más sus pasos.

Entonces, fue así que en un impulso pudo agarrar a la chica por detrás, para luego elevarla.
- ¡Ajá! no te escaparás de mí - Dijo una vez que tenía bien sujetada a la chica. Asimismo, sacó un brazo y lo puso debajo de las rodillas, para cargarla como si fuera una novia que se recién se casó - ¡Y te dije que no tendría piedad! - Rió, así que se llevó a la chica en esa posición hasta el mar para adentrarse y una vez que el agua le llegó un poco por debajo de las rodillas, suelta a Nereida sin más y luego empieza a reír.
avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Lun Jul 09, 2012 9:38 am

Lo miraba divertida, mientras iba corriendo. De vez en cuando me giraba y corría de espaldas mientras veía como poco a poco se iba acercando a mí. La situación era más que absurda. Yo no solía comportarme así. Solía pensar las cosas antes de actuar y después volver a pensarlas, pero por alguna razón estando con él salía a flote mi lado más divertido, por decirlo de alguna manera. Seguía siendo yo, no iba a infringir las normas, por supuesto, pero quería divertirme y este era un buen día para hacerlo. 

¡Era mi día libre! No tenía que ir al hospital a hacer de voluntaria y no tenía que estudiar, por eso había decidido ir a dar una vuelta. Y la verdad, lo que se presentaba como un día tranquilo y sin muchas novedades, se había convertido en uno que estaba resultando francamente divertido. Si alguien me lo hubiera dicho esta mañana no me lo habría creído. No me habría creído que estaría en la playa, corriendo descalza en la arena. Y mucho menos con la compañía de Khai, que me perseguía para tirarme al agua, un juego que yo misma  había comenzado.

Y ahí seguía yo, corriendo entre risas y girando la cara dos por tres para ver a que distancia se encontraba Khai. No pude evitar reírme sún más cuando veía sus movimientos pesados, debido al terreno en el que nos movíamos y más él, que estaba mojado y la arena se le iba pegando. Corrí un poco más, apartando mechones de mi cabello que se ponían sobre mis ojos y me impedían ver con claridad. Khai estaba a punto de atraparme, por lo que no pude evitar que un pequeño grito se escapara de mis labios al notar como sus manos casi me atrapan. 

Sabía que no iba tardar mucho en atraparme. Que me hubiera podido escapar no había sido más que un golpe de suerte. Pero a pesar de todo, eso lo hacía más divertido. Sobre todo el pensar en sus palabras, ya que él había dicho que no iba a tener piedad. Corrí un poco más deprisa, todo lo que mis pies me permitieron. No fue mucho. Pues la arena y la risa dificultaban la tarea, pero no importaba. Era un juego y yo me estaba divirtiendo. Y mucho.

Y entonces me atrapó. No pude dejar de reírme mientras intentaba zafarme de su abrazo. -No, suéltame-dije entre carcajadas y él, entonces, pasó un brazo por mis rodillas, alzándome en el aire. Rodeé su cuello con mis brazos y me quedé mirando el agua, que se acercaba peligrosamente. O mejor dicho, nosotros nos acercábamos a ella. Oculté mi cara en su cuello cuando entramos en el agua y ahogué allí, sobre su piel, un grito. Entonces nos detuvimos. Volvía mirar al agua.-No te atrever...-comencé a decir, pero antes de poder acabar la frase ya estaba sumergida. Mi ropa se empapó, al igual que mi cabello. Lo miré y me acerqué a él. -Te vas a enterar-le susurre al oído y comencé a tirarle agua.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Mar Jul 10, 2012 5:31 pm

Había una gran paz interior que le invadía todo su ser cada que reía, mientras le seguía lanzando agua a la chica. Todo eso le hacía sentir como un niño otra vez, y no precisamente se trataba en el mal sentido de la palabra, ya que de verdad estaba disfrutando de todo aquello. Se sintió muy bien en haber tomado esa decisión, de hacer las paces, ya que muy en lo profundo de su ser se decía que estaba comenzando a hacer las cosas de la forma correcta.

Todo aquello que estaba viviendo era perfecto para formar un muy buen recuerdo, un momento, que sin duda su consciencia tomaría como algo especial. Ahh, momentos, era algo que por poco se le olvidaba en la monotonía cotidiana, en el sobrevivir el día a día. Al fin y al cabo, si no se aferraba a las cosas buenas, ¿Qué le quedaba? una vida llena de desgracias y amargura, de eso no hay duda. Sin embargo, entre las risas, notó que la chica aún estando mojada se veía atractiva, puesto que ahora su ropa estaba un tanto más ajustada por el agua que había recibido.

Un intenso sonrojo se formó en él, ¿Cómo era posible que si quiera conciliara ese tipo de pensamientos?, es decir, claro que podía tenerlos, pero ¿Por qué con ella?, se hacía fatal ya que aparte que recordó la diferencia de edad que tenían, apenas tenían si acaso unos veinte minutos oficialmente como "amigos". Sin duda, paró abruptamente el juego, su sonrisa se cerró y se puso la mano en los ojos, que a simple vista pareciera que le había entrado algo, pero era en realidad su manera de decir "¿Qué está pasado conmigo?". No podía continuar así, con unos pensamientos tan turbulentos, pero lo más ilógico era que tampoco se quería separar.

Trató en continuar la guerra, pero se le hacía un tanto imposible después de que ese pensamiento se le había cruzado por la cabeza... ¿Ahora no la podía ver con los mismos ojos de antes?, bueno, tampoco es que antes había tenido unos buenos ojos para ella, puestos que estaban cerrados ante las bromas pesadas y un trato poco cordial. Suspiró, se conocía, no quería admitirlo como el resto de las cosas, pero sentía que le estaba gustando más de lo normal la chica, así que por su bien, era mejor que regresaran a la orilla antes de que intentara algo más.

- ¿Te parece si vamos a la orilla?, te puedes poner mi camisa para que te seques - Le dijo suavemente, pero no sin antes intentar seguir como si nada hubiera pasado dentro de él, por lo que tomó a la chica y la cargó una vez más, para lanzarla nuevamente al agua - Claro, después de esto - Le sonrió y tras esto se dispuso a volver a pisar tierra firme.
avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Miér Jul 11, 2012 12:16 am

No sabía muy bien por qué, pero me lo estaba pasando muy bien, cono hacía mucho tiempo que no me lo pasaba. Era una guerra de agua. Khai había comenzado a tirarme agua, en contestación a la que yo le había empezado a tirar. De mi boca salían gritos y risas, incluso carcajadas que se mezclaban con la sal de mar. No tenía mucho tiempo para detenerme a mirar al chico, porque un segundo mirándolo significaría que el agua que me tiraba impactara en mi cara, pero podía oír como se reía y, al parecer, él también lo estaba pasando bien.

Sin duda me iba a acordar de este día durante mucho tiempo. A pesar de todo, a pesar de que el día no pintaba demasiado bien cuando él apareció en escena, ahora me lo estaba pasando muy bien. Y todo se debía a Khai. Si él no hubiera dicho lo de la tregua y después lo de hacer las paces, ahora mismo no estaríamos allí. No estaríamos riéndonos y tirándonos agua el uno al otro. Tenía que reconocer que me gustaba estar en compañía de Khai. Él hacía que saliera mi lado más divertido a flote, y eso era algo que no se veía muy a menudo. Había que admitirlo. Yo era así, quizás por eso me encantaba que Khai pudiera ir un poco más allá y ver lo que otra gente no veía.

Y entonces él dejó de tirar agua. Me quedé quieta mirándolo. Dejó de sonreír y se llevó la mano a los ojos. Mordí mi labio inferior y me acerqué más a él, despacio ya que el agua no permitía que mis movimientos fueran todo lo rápidos que me gustaría. -¿Estás bien?-le preocupé preocupada. Estiré mi mano hasta apartar la suya de sus ojos y avancé un poco más hasta que mis pies rozaron los suyos por dejo del agua. Estábamos muy juntos. Demasiado, pero estaba tan preocupada por si le había entrado agua salada o arena en los ojos que no me detuve mucho tiempo en pensar en nuestra cercanía.-¿Te ha entrado algo?-le pregunté.Me quedé mirándolo a los ojos y esbocé una leve sonrisa. Acaricié su mejilla y con cuidado soplé en el ojo, por si le había entrado algo. 

 Tragué saliva cuando acabé de soplar, porque entonces sí que tuve tiempo de pensar en la cercanía. Mi mano todavía estaba sobre la suya, incluso sin yo darme cuenta la había acariciado suavemente. La solté inmediatamente y me alejé un par de pasos, pero sin dejar de mirarlo. Respiré lentamente, intentando calmarme. Porque tenía que hacerlo. Porque no podía estar pasándome eso. Éramos amigos. Era cierto que no hacía mucho que lo éramos, pero...pero éramos amigos. Y se supone que los amigos no se ponían nerviosos con la cercanía del otro ¿No? Sacudí la cabeza y desvié ligeramente la mirada. 

Asentí levemente ante lo que dijo.-Sí, me parece bien que vayamos a la orilla. Creo que ya me ha dado demasiado el sol-dije en apenas un susurro. Entonces él me tomó en brazos y alcé una ceja, interrogándolo con la mirada. Pero no tardé mucho en averiguar qué quería. En seguida me volvió a tirar al agua. Tuve el tiempo justo para cerrar la boca y los ojos, antes de que el agua me cubriera entera, de nuevo. Me levanté todo lo rápido que pude y me dediqué a perseguirlo, hasta que lo alcancé y me subí a su espalda. -Ahora, como castigo me vas a llevar a la orilla-le dije con una sonrisa en los labios.

Y llegamos a la orilla. Lentamente me bajé de su espalda y me acerqué hasta donde había dejado la camisa. La cogí y me giré para mirar a mi alrededor. No muy lejos de allí, de donde estábamos, había unas cuantas rocas. Clavé mi mirada en la de Khai.-Ni se te ocurra mirar-le advertí mientras me acercaba A las rocas. Me quité la ropa mojada, dejándola encima de las rocas y me puse la camisa del chico. Olía a él y no pude evitar que una sonrisa se dibujara en mis labios. Me sorprendí oliendo el cuello de su camisa y mordí mi labio inferior. Miré hacia abajo. La camisa me llegaba un palmo o dos por encima de mis rodillas, demasíado corta para mi gusto, pero estaba mucho más cómoda que con la ropa mojada. Respiré profundamente, tomé mis cosas y volví hasta donde estaba Khai.-¿Cómo me queda?-pregunté bromeando mientras daba una vuelta sobre mí misma-Muchas gracias por dejármela.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Vie Jul 13, 2012 4:46 am

Él no pretendía hacer nada, simplemente su mirada bajó y no pudo seguir viendo a la chica a pesar de que sentía la mirada de ella clavada en él, cuando dijo que se iba a cambiar. Su respuesta fue simplemente una sonrisa de medio lado mientras se encogía los hombres y alzaba las manos, como queriendo decir que no haría nada más si ella no lo deseaba.

- Tampoco es que tenga mucho interés en verte. Llámame cuando tengas veinte años - Dijo socarrón y bromista, tal vez con algo de ironía en el asunto, mientras la chica se escondía en las rocas. Ya había caído en cuenta que ella ya no era una niña, sino ya una señorita, por algún motivo de la vida, mientras la molestaba-Que ya estaba sacando miles de teorías del por qué del asunto- aparte de ocultar lo que de verdad sentía por ella en esa capa de mal gusto, también, desencadenaba que en esas bromas pesadas siempre la había tratado como a una niña de primaria y nunca en la señorita que era.

Y ahora que ya sus sentimientos estaban aflorando y por ende, esa capa que hacía que lo cegara todo, hizo que le revelara en lo que ella se había transformado. ¡Vaya que se sentía incómodo con esa situación!, ¿Cómo hacía para no mirarla con otros ojos?, ¿Cómo hacía para mirarla como antes: sin ninguna intención; y seguir siendo amigos?. Su cabeza seguía estando baja, mirando hacia la arena, mientras que agarraba una ramita que estaba a su lado y se puso hacer garabatos, como si eso ayudara a resolver todo.

Todo se complicaba, todo parecía más complejo de lo que alguna vez fue. Por un momento tenía algo tan banal con la chica y ahora como arte de magia, sentía muchas cosas y lo que parecía una línea recta, ahora era un espiral infinito que no parecía que tuviera algún punto de corte, ni una manera de que se volviera enderezar. Se sentía en ese preciso momento como Adán y Eva, que un tiempo estaban felices consigo mismo, sin tener la necesidad de usar ropa y muy tranquilo, hasta que ella ingirió la manzana del pecado y luego de eso todo revolucionó la manera de verse. Se revolvió el cabello, así mismo, tal cual se sentía. Y cuando se dio cuenta de lo que estaba haciendo con la rama y la arena, pues tenía un "Nereida" ahí escrito.

Se dio una palmada en la cara, ¡No podía estarle pasando! y tan rápido. Pero fue cuando dio un pisotón fuerte hacia el nombre de la chica, cuando sintió la voz cerca de él, borró el nombre que una vez había escrito de una manera algo apurada y sorprendida, para luego respirar un poco más profundo para poder calmarse del "susto" que se dio. Y ahí estaba, la chica con su franela, que le hacía parecer como un vestido de esos cóctel por la manera en que le quedaba y revelaba sus piernas.
Sonrió con dolor, si antes estaba complicado el asunto, ella estando así, lo ponía todo peor, ya que así no podía evitar verle con otros ojos.

- Pues... - Dio una pausa - ... Tus padres no deberían dejarte salir así - Contestó bromeando, ya que eso era lo único que lograba hacer que parecía natural, sin tener revelar que tenía un torbellino de emociones dentro por la chica - ... ¿Te has puesto a pensar que sería de nosotros si hubiéramos hecho las pases antes? - Soltó de repente, ya que sentía que si no hablaba de eso pronto iba a terminar haciendo otras cosas locas, como por ejemplo darle un beso de improvisto.

_________________

I came along
I wrote a song for you

avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Vie Jul 13, 2012 9:27 am

Y sus palabras hicieron que me detuviera un segundo. Le daba la espalda, por lo que no podía ver mi cara y la verdad es que lo agradecí. Lo agradecí y mucho porque en ese momento sentí como si un jarro de agua fría cayera sobre mí. Un nudo se formó en mi garganta y a duras penas lograba tragar saliva. Entreabrí los labios y llené mi boca de aire, dejando que bajara lentamente hasta llegar a mis pulmones. "Tampoco es que tenga mucho interés en verte. Llámame cuando tengas veinte años". Esas habían sido sus palabras. Eso era lo que había dicho y esa frase también era la que me había devuelto al la realidad. ¿Qué esperaba? ¿Qué había estado esperando? ¿Qué él se fijase en mí? Eso era completamente ridículo. Para él yo solo era una niña. Y ahora me sentía mucho más pequeña. Parpadeé un par de veces y sacudí la cabeza, mientras me ocultaba entre las rocas para cambiarme.

Me vino bien estar sola, aunque fuera tan solo unos segundos. Me sentía como una tonta, como una completa y absoluta estúpida con demasiados pájaros en la cabeza. No, no iba a permitir que me volviera a pasar. No podía dejar que esas ideas pasaran por mi cabeza. Tendría que haber adivinado que para Khai no era más que una niña, solo eso. Suspiré y volvía parpader mientras me acercaba lentamente hasta donde estaba él de nuevo, con una ligera sonrisa en mis labios, falsa por supuesto, pero era mejor eso que tener que dar explicaciones de mi actual estado de ánimo.

No lo miré a los ojos. Me limité a dejar la ropa mojada en el suelo, amontonada. Se iba a llenar de arena, pero ya la lavaría cuando llegara a casa. Ahora eso era lo que menos me importaba. Y ya tenía bastantes cosas en las que pensar como para preocuparme de si mi ropa se llena o no de arena. Escuché sus palabras y lo miré de nuevo, estudiándolo de arriba a abajo, ladeando ligeramente la cabeza mientras peinaba con mis manos mi húmedo cabello.-¿No me deberían dejar salir así? ¿Por qué?-le pregunté-¿Tan mal estoy?-añadí mientras miraba la camisa que llevaba puesta. Su camisa. Me estremecí al pensarlo, pero no quise darle muchas vueltas. Me tumbé en la arena, apoyando mi cabeza sobre la ropa mojada, como si de una especie de almohada se tratara.

Apoyé mi brazo sobre mis ojos mientras dejaba que los rayos del sol tostaran lentamente la piel que la camisa dejaba al aire libre. Respiré lentamente. Al menos así no tendría que lidiar con su mirada, porque no estaba segura de poder hacerlo en este momento. Una mezcla de rabia y tristeza se había adueñado de mí. Por una parte sentía rabia porque, aunque fuera por un segundo, la idea de que él sintiera algo por mí se había pasado por mi cabeza. Y triste, porque tenía que asumir que eso no era cierto. Había sido una estúpida. Si no hacía ni un día que éramos amigos y hasta ahora no habíamos hecho más que discutir...¿Cómo había osado pensar que él y yo...? Estaba claro que yo solo era la pequeña Nereida Mellington, nada más.

Mordí mi labio inferior al escucharlo hablar. Me giré lentamente y lo miré a los ojos, encogiéndome de hombros.-¿Qué sería de nosotros?-pregunté nerviosa.-¿A qué te refieres? Me incorporé a medias, clavando mi codo en la arena y dejando que este aguantara todo el peso de mi cuerpo, aunque la mitad de este seguía sobre la arena, con mis piernas estiradas. Simplemente había elevado ligeramente mi espalda, para mirarlo mejor. 

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Sáb Jul 14, 2012 1:24 pm

Tal vez había sido demasiado directo con lo que trataba de decir, puesto que se había quedado sin palabras para explicar lo que habría querido decir. Hizo una serie de movimientos y gestos, tan incomprensible como los sonidos titubeantes que intentaban formarse en palabras, pero a la final se atropellaban mucho antes de que tomaran forma. Incluso pareció que estuviera hablando en un nuevo lenguaje de señas con una persona invisible al frente de él.

Al final se retractó de lo que estaba haciendo, con un largo suspiro y una rascada en la nuca, cuyas manos se deslizaron por todo su cuello hasta llegar a la barbilla, aún sin emitir sonido alguna, puesto que simplemente no encontraba una manera clara de explicarle la situación. Aunque claro, pretender que explicar algo sabiendo que él estaba igual en las penumbras de la inseguridad y que estaba en un manojo de sentimientos que le llegaron tan rápido, así como esa pared había caído entre los dos.

No estaba muy seguro de lo que iría a decir, era la primera vez que se sentía tan desamparado de sus palabras. Se tapó los ojos nuevamente, sin creerse todavía que había perdido momentáneamente el habla solamente por el simple hecho de que no tenía definido cada uno de sus sentimientos.

- Lo que quiero decir ... - Finalmente pudo articular, pero seguía dando pausas para organizar sus ideas - ... ¿No habría nada ... más... verdad? - Tomó nuevamente la varita con la que antes había estado garabateando y nuevamente empezó a hacer círculos y espirales en la arena. Que manera tan simbólica de expresar como se sentía en aquellos momentos: enredado consigo mismo y dando vueltas una y otra vez a sus pensamientos.

Se levantó para tirar la rama a un lado, ya sin muchos ánimos de seguir encajonado en sus pensamientos, por lo que se levantó de su sitio y se dirigió hacia la chica, se inclinó un poco y extendió su mano para levantarla, puesto que quizás caminando por lo menos le saldrían más palabras. Aparte, también ya el sol estaban en su cúspide, a pesar de que era un poco más allá del mediodía, haciendo insólito el hecho que hacía más calor cuando comenzaban a ser las 2:00 pm de la tarde.

Su objetivo era ir hacia unos arcos marinos que estaban más allá de donde se encontraban y unas cuantas cuevas que aprovechando la marea baja, podían estar tranquilamente ahí el resto de la tarde conversando acerca de sus sentimientos.
- Vamos hasta los arcos - Señaló con su mano. Sabía que era de mala educación hacer eso ¿Pero qué más daba?, no estaba pensando con exactitud y no le importaban los modales en ese momento.

arcos marinos *-*:

_________________

I came along
I wrote a song for you

avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Sáb Jul 14, 2012 6:02 pm

Y por alguna razón, él se quedó en silencio. De sus labios no brotaba ninguna palabra y yo me debatía entre la curiosidad y la preocupación, así como también cierto grado de incomodidad. ¿Por qué? Pues porque no sabía lo que iba a decir, puede que ni el mismo encontrara las palabras y eso solamente podía significar una cosa: era algo importante. Me volví a sentir como una estúpida. Como una completa y absoluta estúpida. Mordí con decisión mi labio inferior, hasta casi producirme sangre y lo miré de reojo, no atreviéndome a mirarlo directamente. 

Observaba de reojo todos y cada uno de sus movimientos. Vi como suspiraba, como se rascaba la nuca, como sus manos pasaban de su cuello a su barbilla...y por un momento se me pasó por la cabeza que me gustaría acariciarlo a mí. Sacudí la cabeza y chasqueé la lengua. Ags. No podía ser tan estúpida. No, no podía. Parpadeé y suspire, mientras esperaba que me dijera lo que me tuviera que decir. No podía ser lo que yo quería, lo sabía y...tendría que asumirlo.

¿Estaba loca o que me pasaba? Era Khai. No nos habíamos llevado muy bien que digamos hasta el día de hoy y...y ahora comenzaba a pensar en...Nereida Mellington, desde luego te estás volviendo loca. ¿Cómo puedes querer...algo más? Olvídate. Él no se fijaría en ti. Asúmelo. Y entonces él comenzó a hablar, como si hubiera encontrado una manera de decirme lo que quería decirme, o puede que no y simplemente quisiera romper el silencio.

Y esa frase me dejó sin aliento. Ahora era yo la que no sabía qué decir. O mejor dicho, no sabía qué pensar. Sentí que el corazón me dio un vuelco y tuve que dejar de mirarlo unos segundos para poder pensar con claridad. Centré mi vista en los dibujos que él estaba haciendo mientras flexionaba mis rodillas ya las rodeaba con mis brazos.

¿Qué había querido decir con esa pregunta? Miles de ideas golpeaban mi cabeza, haciendo que incluso llegara a dolerme ligeramente. Todo, absolutamente todo estaba cambiando demasiado deprisa. ¿O la que estaba cambiando era yo y no la situación? No lo sabía. Todo esto me superaba. Y no sabía muy bien como actuar, pero eso no era lo peor. Lo peor era tenerlo ahí delante y no saber muy bien qué contestarle, que pensar, que era lo que quería decir en realidad con esa pregunta, porque en mi cabeza se sucedían dos ideas.

Acepté su ayuda, tomando la mano para incorporarme. Sacudí la arena de mis piernas y lo miré.-Khai...-comencé a decir-¿Qué significa esa pregunta? ¿Que...?-no sabía cómo decirlo-¿Que te gustaría que hubiera algo más? ¿O es que piensas que puedo enamorarme de ti y no quieres que...que eso pase?-le pregunté y desvié la mirada, para centrarla en mis pies. Ya estaba. Ya se había terminado por complicar todo. Y entonces él dijo de ir a los arcos y yo asentí levemente, mientras caminaba hasta allí, arrastrando los pies por la arena y temiendo su respuesta a mi pregunta.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Mordekhai B. Fletcher el Dom Jul 15, 2012 7:13 pm

Solo el sonido de las olas rompía con el silencio que había inundado el ambiente entre los dos. Ella le había interrogado, había hecho unas preguntas bastante completas y específicas, pero él solamente se quedó en silencio sin contestar ni una sola palabra y no fuera porque la estuviera ignorando, sino que simplemente no tenía respuesta para lo que ella estaba pidiendo.

Sentía como la arena se hundía más entre sus pies, como si se tratara más de arenas movedizas, que lo quería succionar hasta el centro de la tierra. Claro, que en realidad no pasaba nada con la arena, sino que la sensación de pesadez, esa complicación mental emergente de la nada hacía que todo tuviera un peso; como si de repente le hubiera caído un yunque de catorce toneladas encima y estuviera haciendo todo lo posible para sostenerlo.

Habían llegado a los arcos marinos, simplemente una belleza y una exquisita arquitectura natural. Se sentó debajo sintiendo la sombre sobre él y la inmensa frialdad de la arena que no había sido tocada por el sol a causa de la sombra que brindaba el arco. Abrazó sus piernas un momento mientras la mirada se perdía en el horizonte, mientras tenía la cabeza volteada hacia algún punto inexistente. Necesitaba tiempo; tiempo para pensar y aclarar cada uno de los sentimientos que él tenía.

- Nereida... - Dijo finalmente en un tono de voz algo quebradizo y tenue - ...No te puedo responder, porque no sé qué pasa en estos momentos - Dio una pausa y en ningún momento desde que comenzó a hablar con claridad la había mirado, todavía seguía perdido en ese punto inerte - Todo parecía bien en un momento y ahora todo parece más oscuro de lo que alguna vez fue - Habló en sentido figurado, pero era lo que más le salía. Por fin dirigió su mirada a la chica - ... Te a... Te aprecio, Nereida, no creas que no... pero no te puedo responder - Concluyó. Ya no iba a hablar más del tema, ya tenía suficiente cosas en la cabeza como para estar buscándole explicación a algo que no estaba definido.

Movió su cuello, ya que la tensión se acumulaba ahí. Se rascó una vez más la cabeza y suspiró. Miró la sombra por donde iba, seguramente ya eran las 3:30 pm o las 4 cuando mucho. Pudieron seguir así pero de un momento a otro y sin aviso, notó que la marea estaba subiendo, que el agua se acercaba cada vez un poco más hacia donde estaban ellos.

- Deberíamos irnos. Tus ropas ya no deben estar tan húmedas -

_________________

I came along
I wrote a song for you

avatar
Mordekhai B. Fletcher
Humanos
Humanos

Soy : Flynn Rider (a.k.a Eugene)
Mensajes : 161
Empleo /Ocio : Cocinero del Granny's
Edad : 29
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Lun Jul 16, 2012 9:29 am

Y silencio. No se oía otra cosa, o al menos por parte de él, ya que el mar sí se podía escuchar. Tragué saliva y parpadeé un par de veces. Un silencio demasiado incómodo, al menos para mí se había adueñado de la situación. ¡Maldita sea! ¿Por qué no decía nada? ¿Por qué no rompía esa situación tan incómoda de una vez? Necesitaba que hablara. Sí. Necesitaba que lo hiciera.

Había sido una estúpida. ¿Por qué no me habría callado? Si no hubiera hecho esas preguntas nada de esto estaría ocurriendo. Y todo me pasaba por ser una tonta y pensar, o mejor dicho imaginarme, que sus palabras, que la pregunta que él había formulado, quería decir otra cosa, como si hubiera sido la manera que él había encontrado para llevar la conversación por un terreno que claramente no era el que yo pensaba. Estaba claro que me había equivocado. Y mucho además.

Había sido una ilusa al pensar que él...que yo...Ahora ya daba igual. El silencio se había instalado entre nosotros y las risas ya los juegos de antes parecían ya muy lejanos. Estaba nerviosa. E incómoda. Y todo era culpa mía. No me atrevía a mirarlo. O no quería hacerlo. Suspiré y revolví un poco mi cabello, mientras intentaba organizar mis pensamientos. Si de algo me iba a servir esta experiencia sería para no volver a hablar sin haber pensado las cosas detenidamente. Si lo hubiera hecho yo...nosotros...no estaríamos así.

Comenzó a hablar y yo no supe en ese momento si hubiera preferido el silencio. Noté como un nudo se formaba en mi garganta y en mi estómago. Tenía ganas de llorar, no sabía muy bien por qué exactamente, pero comenzaban a picarme los ojos. Respiré hondo. No iba a llorar delante de él. No pensaba permitírmelo. Seguía sin mirarlo, simplemente escuchaba las palabras que salían de su boca. Suspiré.-¿Sabes qué? Mejor olvídalo todo. Ha sido un gran error. Simplemente eso-le dije mientras mi pie jugueteaba con la arena, haciendo semicírculos. Parecía mentira que la diversión que estábamos viviendo hasta el momento se hubiera esfumado por completo, pero...así era y ya no se podía hacer nada. No podía volver a atrás.

Asentí levemente ante lo que dijo. -Sí, tienes razón. Lo mejor será que me vaya ya a mi casa. No te preocupes, en seguida me cambio y te devuelvo la camisa-comenté aun sin mirarle. No podía hacerlo. Simplemente no podía. Y sin más palabras me acerqué hasta donde estábamos y me dispuse a quitar la arena que se había pegado a mi ropa, mientras parpadeaba muy rápido ante las lágrimas que amenazaban con acumularse. Ea una estúpida, desde luego que lo era.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 2: Buen Clima [Nereida]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.